Pequeños agricultores chilenos ansían aumentar sus exportaciones directas a China para difundir su marca con productos tan preciados como los vinos artesanales y las cerezas, una fruta codiciada durante los festejos del Año Nuevo Chino. Pedro Guerra Huechante es un productor de cerezas de la región sureña de Los Ríos